Bancos y entidades finacieras

La seguridad de estos establecimientos requiere el conocimiento de los componentes de la institución y la manera en la que operan.

El manejo de dinero junto al manejo de información requiere la identificación y el conocimiento de la variedad de amenazas que podrían presentarse en los diferentes establecimientos, lo que permite ofrecer medios adecuados de protección sin afectar su actividad habitual.

El concepto operativo está basado en un organismo de seguridad que se divide en 3 cuerpos secundarios:

El concepto operativo:

El organismo de seguridad se basa en 3 cuerpos secundarios:

  • Unidades administrativas
  • Bóveda principal
  • Sucursales

Estos cuerpos manejan una rutina de actividades distinta y están aptos para responder a amenazas directas dirigidas a cualquier tipo de estructura y actividad realizada en el establecimiento.